Saltar al contenido
Decoración Moderna

Habitaciones modernas

A todo el mundo le gusta disfrutar de la decoración de habitaciones modernas. Un estilo que refleje el sentido actual y práctico que se busca al llegar a casa, que aporte un mayor confort en esos momentos de descanso y relajación que merece este espacio, a veces santuario matrimonial y otras guarida personal.

Ideas para la decoración de habitaciones modernas



Vivimos en un tiempo en el que todo lo que no tiene una utilidad concreta no sirve, un momento en el que se busca sobre todo que sea funcional aquello que nos rodea. Atrás quedaron esas épocas en las que la decoración consistía en amontonar detalles, figuras y adornos pensando que cuantos más de estos elementos hubiera sobre las estanterías y los muebles, mucho mejor decorada estaba la habitación. Hoy, la decoración de habitación moderna busca definir el espacio como un sitio amplio, donde los colores y las texturas se unen para dotar de armonía, libertad, brillo y descanso al dormitorio. Lugares en los que uno se siente invitado a estar.






No por buscar un espacio funcional las habitaciones modernas son espacios fríos y sin alma. Se trata de una serie de elementos decorativos que trasladan a quienes los ven a una dimensión llena de relax y paz, con un magnetismo único. De hecho, al tratarse del lugar de la casa en el que se busca sobre todo la tranquilidad y el descanso, debe prestarse una atención especial. Los colores y las texturas se combinan para darle a cada habitación ese toque original y exclusivo que merece la decoración de estos espacios. Cuando decidimos hacer algún cambio que nos pueda permitir el disfrute de estos diseños modernos, el dinero no tiene por qué ser un problema, ya que es posible hacerlo con un presupuesto muy ajustado. Tan solo se necesitan algunas claves para ajustarlo todo al concepto de estilo contemporáneo.

La pintura en la decoración de una habitación moderna

Si se tiene un presupuesto muy ajustado al que atenerse, hay una serie de pasos que se pueden dar para mejorar la apariencia de la habitación. Darle una mayor amplitud eliminando elementos que estorban, cambiar el color de las paredes y el techo o usar sábanas y edredones de colores actuales le darán ese estilo moderno a la habitación. También se puede cambiar la textura de una de las paredes, con un color cálido que refleje la luz natural que entra por las ventanas. Es sorprendente lo que se logra tan solo con este cambio. Prueba a renovar los colores de tu cama, usando grises, beige suaves y blancos. Elimina todos aquellos adornos que no encajen dentro del concepto de diseño moderno. Estos simples detalles convertirán tu sueño de decorar una habitación moderna en toda una realidad, sin sacrificar el bolsillo.

La idea principal que se busca al combinar colores es que estos relajen. De modo que si alguno no consigue este efecto, es mejor que lo cambies por otro que contribuya a convertir tu habitación moderna en un lugar que invita a descansar y aliviar las tensiones propias del día a día. Con una vida tan ajetreada como la que llevamos en la actualidad, decorar habitaciones modernas debe perseguir este efecto.

Una buena opción de pintura es decorar la pared donde está el cabecero con líneas verticales, alternando dos o tres colores. Uno de ellos puede ser el blanco, aunque no es obligatorio. Si lo haces bien, con un par de elementos en cada uno de los colores de la pared, lograrás un efecto espectacular.

Madera en habitaciones modernas



¿Qué se puede decir del uso de la madera en decoración de habitaciones modernas? En realidad, también tiene su hueco, aunque la idea de usar madera nos produzca una sensación de estilo rústico, más que de vanguardia. Como la madera puede ajustarse a múltiples formas y acabados, la realidad es que puede ayudar mucho a darle un toque especial a alguna zona de la habitación, resaltando la estructura de las paredes o atrayendo la atención a según qué zonas nos interese destacar. Una tendencia que fusiona el concepto de decoración actual con el aprovechamiento de materiales ecológicos, como la madera reciclada. Un mural con una gran paisaje, detalles en cuero reutilizado, paredes empapeladas con papel obtenido de plantas recicladoras y muchas otras novedades que surgen de la imaginación pueden lograr ese diseño moderno y decorativo que buscas en tu habitación.

Adornos y objetos para decorar tu habitación

Como no nos cansamos de repetir, el estilo moderno debe ser funcional. Esto afecta también al tipo de adornos que se utilizan para decorar habitaciones. Todo lo que haya en el cuarto debe tener su porqué, y aquello a lo que no se le encuentre una utilidad o no encaje por alguna razón, tiene que eliminarse.

Si quieres decorar sin agobiarte, sírvete de las paredes para hacerlo. Utiliza algunos cuadros o láminas con las que darle profundidad a la habitación. Los vinilos decorativos, especialmente en una sola pared, le aportarán a la estancia un efecto moderno muy particular. También puedes colocar un espejo de cuerpo entero, que hará las veces de ventana y te ayudará a verte por completo. Es ideal sobre todo en espacios de menor tamaño.

Si quieres triunfar de verdad en la decoración de habitaciones modernas, olvida poner sobre las mesillas todo tipo de adornos. Cuanto más libres de objetos estén, mucho mejor. Así que resiste la tentación de colocar la clásica lamparita de noche o el marco de fotos de la familia. En su lugar, pon un aplique de pared y cuelga la foto, si es que piensas que tienes que hacerlo, en algún lugar donde quede bien.

Deja volar tu imaginación

Decorar una habitación moderna es mucho más que convertir un espacio. Es darle alma a una de las partes más importantes de la casa, el lugar en el que descansas. Por ello, debes asegurarte de que tu habitación dice de ti lo que quieres que el resto del mundo sepa. Tu imaginación y estos consejos te ayudarán a dar con las claves para decorarla como más te guste.